Carlos “Nené” Quintero: “La música es Dios expresado en sonidos” | NoticiaAlDía

La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas en los ojos de la mujer…

Beethoven

Sin más palabras ¡Venezuela es grandiosa! Desde cualquier perspectiva un paraíso, “Tierra de Gracia”. Poetas, científicos, periodistas, educadores, deportistas, músicos y un alargado etcétera son demostración tangible del capital humano que ha germinado en diversas etapas de la historia del país. Eugenio Montejo, Humberto Fernández Morán, Alexis Márquez Rodríguez, Luis Beltrán Pietro Figueroa y Rafael Vidal, son algunos de los nombres que pudiéramos destacar. En este país nació una estrella, un gigante de la música, de la percusión. Es una figura que emerge al hablar de las cosas buenas de esta tierra. Marín, el barrio caraqueño de percusionistas, ubicado en San Agustín del Sur lo recibió el 21 de octubre de 1946.

La lista de artistas con los que ha compartido escenario es abrumadora: Willie Colón, Dave Valentín, Guaco, Vytas Brenner, Jerry Rivera, Barry White, Soledad Bravo, La Lupe, Frank Quintero, Ilan Chester, Ricardo Montaner, Yordano, Rafael, Celia Cruz, José Luis Rodríguez, Lucho Dala, Jovanotti, Eros Ramazzotti, Franco de Vita, Filarmónica de Venezuela, Sinfónica de Venezuela, Grupo de Percusión Sinfónica Simón Bolívar, Miguel Bosé, Luz Casal, Paloma San Basilio, Armando Manzanero, Marco Antonio Muñiz y Simón Díaz. El maestro es genialidad, creatividad, humildad y virtuosismo.

Creador de la Baticonga y Set Macgiver, con los que ha demostrado por qué es una figura exitosa de la percusión. CARLOS VICENTE QUINTERO, el “NENÉ QUINTERO” buscador de novedades sonoras pertenece a una familia de músicos como: Ricardo y Jesús “Chu” Quintero, quienes fueron integrantes del grupo Madera, fallecidos en la tragedia del Orinoco y Luisito Quintero “El Chamo Candela” de la agrupación Daiquirí. El “Nené Quintero” obtuvo sus primeros sonidos musicales tocando el Cambur Pintón, el cuatro venezolano, en la década de los años 60’. Luego fungió como guitarrista de las agrupaciones Los Dementes y PAN y pudiéramos seguir enumerando su carrera. Ante ustedes EL MAESTRO DE LA PERCUSIÓN y nuestras CONVERSACIONES CON LA HISTORIA.

Maestro este año alcanzas 69 años de vida ¿cómo te encuentras después de tanto?

Bueno, con muchas ganas siempre de seguir trabajando. Hay muchas cosas por hacer. Espero poder hacerlas. Deseo hacer un disco como solista que nunca he hecho un disco mío como solista, porque por ahí hay un disco que se llama el “NEQUIN GROUP”, que era un grupo que tenía en Francia pero no es mi disco realmente. Tengo más de 30 años tratando de hacer ese disco pero los amigos músicos, los compromisos musicales no me han dejado. Si supieras que hace unos años lo estuve haciendo, casi lo logro; tenia listo siete temas ya. Lo había grabado con varias figuras estuvo: Vitas Brenner, Pedro Eustache, Otmaro Ruiz, Luis Perdomo, Miguel Blanco, Roberto Girón, una cantidad de luminarias de la música.
nene 3

¿Y qué pasó entonces?

Pasó que el dueño de la disquera iba a hacer un reciclaje de cintas y ahí por accidente se fue la mía la borró, y desde entonces ¡se me cayó el tabaco! Risas… y más nunca he podido lograr una reunión como esa.
Maestro háblanos de aquello que inventaste y que llamaste la “Baticonga” y el “Set MacGiver”

¿aún las usas?

Sí. Son sets que te permiten trabajar en cualquier movimiento, en cualquier música porque tienen los sonidos, los colores que ayudan a trabajar…

¿Qué hay en ese “Set MacGiver”?

En ese “Set MacGiver” yo uso sólo un tambor, un YEMBÉ, que es un tambor como una copa, y abarca mucho los agudos y los más bajos; entonces en esa gama de agudos a bajos yo puedo conseguir muchos sonidos, que pareciera que tuviera más de un tambor; también me pongo cosas en los pies de metal y orgánicas, que me dan sonidos metálicos y naturales. Y aparte uso platos “cimbals” que les coloco remaches como para que tengan sonidos más largos, porque los platos son pequeños, aquí no armo muncho escándalo, es como pinceladas lo que se hace. Manteniendo un ritmo pero que no molesta, no uso bombo, porque lo que veo en el “Set MacGiver”, si yo tengo un bajista que lleve la base y el ritmo no necesito tener un bombo, sino que aprovecho hacer otra cosa.

¿Y la Baticonga?

Ese nombre surgió en Francia con el grupo “NEQUIN GROUP”, de ahí ese set son congas bombo y platillos gigantes que me dan un peso, lo uso de vez en cuando pero lo tengo ahí…

¿Qué pudieras momento pudieras compartir con nosotros después de compartir con tantas figuras de la música nacional e internacional?
Eso es como ir a la escuela y estar agarrando las codas que en el futuro te van a servir de algo, Que sale en algún momento porque se parece a eso que hiciste y se pone en práctica. La experiencia es grandísima por haber compartido con esas figuras del momento.

¿Maestro qué recuerdas de aquella tragedia que ocurrió en el Orinoco que se llevó a dos de tus hermanos Ricardo y Jesús “Chu” Quintero?

De ese momento recuerdo muy poco yo caí en un estado muy mal. Pasó una semana y no reaccioné. Ahora los recuerdo a ellos con mucha alegría todo el aprendizaje que tuvimos juntos. Teníamos un grupo los hijos de Zoila, porque mi madre se llamaba Zoila, ahí estábamos Ricardo, Jesús que se quedaron en el Orinoco, Rafael que es cantante y ahora vive en Francia y yo, éramos un cuarteto que hacía música pop no era venezolana pero la hacíamos nosotros, pero tenía mucha influencia negra-americana.

¿Cuál es tu opinión sobre la música popular venezolana?

Hay que empezar, la mejor manera de conocer el país, la historia comenzar por oír a los nuevos talentos, los jóvenes de la música venezolana, de donde vienen a donde la han llevado. Invito a escuchar por ejemplo a Edward Ramírez el trabajo que él está haciendo. De la manera que ellos encontraron, no es lo mismo como veo yo la música, que he visto el proceso: la creación del busca persona, el teléfono celular, la televisión, la computadora, a ellos que se encontraron todo esto. El impacto es diferente, yo no puedo ver la música como ellos la ven y viceversa. Todo tiene una relación las visiones del país también.

¿Maestro cuál ha sido la fórmula de tu éxito?

nene2Más que formula ha sido un proceso. Yo soy una persona enamorada de la música. Mis primeras experiencias con la música fue en el barrio donde en todas partes habían un tocadiscos encendido, y en algunas casas se celebraran todas las fiestas del año la fiesta de San Juan. Había músicos que hacían Joropo Central y yo siempre estaba asomando ahí. Las serenatas que llevaban yo siempre estaba pendiente de eso de la música. Eso era lo que siempre he respirado la música. Mi papá me peleó mucho la música, porque los músicos siempre han sido vistos como borrachos, drogadictos, y yo le dije eso no es así. No ha sido fórmula. Ha sido causalidad de estar en el momento y aquí estoy con las ganas de seguir haciendo la música. Y ver que la gente se pone feliz con lo que tú haces.

¿Un momento de felicidad en tu vida relacionado con la música?

Entre tantos, creo que la primera vez que pude tocar una canción con el cuatro.

¿Cuál fue esa canción?

Pudo haber sido “Dumbi Dumbi…” risas.

¿Con qué frase te identificas maestro?

La música es Dios expresado en sonidos…
El maestro “Nené” Quintero es una figura grandiosa de Venezuela. Ejemplo a seguir en la búsqueda de un país con mejores ciudadanos. Nos atendió rápidamente, pero con la humildad en ristre…

José Rafael Rivero
Twitter: @jrivero29

Fuente NoticiaAlDía