La ‘New Cool Guaracha’ de La @PaganaTrinidad; por Marcy Alejandra Rangel

Crónica por Marcy Rangel

Foto: Nicola Rocco

Cuando Luis María Frómeta llegó a Caracas de Santo Domingo para armar la Billo’s Happy Boys quizás no imaginaba que la guaracha conformaría el repertorio musical venezolano del resto de su siglo y del que vendría. Mucho menos que la influencia de ese género, pegajoso desde la sola pronunciación del nombre, llegaría a los oídos de un trío de muchachos, nietos de aquella primera generación de las orquestas bailables en el país.

Desde 2014, Alessandra Abate, Armando Lovera y Fernando Bosch se hacen llamar La Pagana Trinidad, un trío de veinteañeros que hacen una licuadora de sonidos que han denominado “La New Cool Guaracha” y mezcla swing, jazz, cumbia, guaracha, son, bossa, salsa y merengue. Abate es la pelirroja líder del grupo. Con palabras, intenta definir el sonido de la batería, la guitarra, el cuatro y la percusión menor que está detrás de su voz:

“La new cool guaracha es una suerte de juguito sabroso donde nosotros metemos todo lo que nos provoque. Es producto yo creo que de la honestidad y evidentemente nuestra generación está influenciada por demasiados géneros musicales. Somos al mismo tiempo seres caribeños, por lo cual tenemos esa sensación de calentura muy presente. El término nos lo dieron Diego Álvarez y Gustavo Casas en un ensayo porque no sabíamos qué era esto que hacíamos y nos gustó mucho, es una manera de definirnos sin tener que encasillarnos en una categoría que probablemente no se adapta realmente a lo que nosotros hacemos”

Foto: Nicola Rocco

El año 2015 ha servido para subir escalones. Concursaron en el Festival Nuevas Bandas, lo que les permitió codearse con un circuito que está acostumbrado a escuchar rock y que, por tradición, ha sido la plataforma inicial de las agrupaciones nacionales como Viniloversus y La Vida Bohéme. Fueron nominados en tres categorías de los Premios Pepsi Music, donde compitieron con artistas como Léster Paredes y Goyo Reyna, y ganaron las tres estatuillas con solo un tema promocional rotando en radios y todavía ningún disco físico en el mercado (aunque esperan que esté listo antes de julio de 2016).

“Nunca quisimos reconocimiento en la palestra musical venezolana, nunca nos preguntamos por un mercado. Era básicamente hacer música porque la pasábamos bien. La Pagana Trinidad ha cobrado vida propia y se ha vuelto nuestra prioridad. Armando, Fernando y Alessandra nos dedicamos exclusivamente a la música y creo que hemos alcanzado algún tipo de identidad sonora, lo que nos ha hecho crecer de manera exponencial”

Otro de los logros de este primer año de la agrupación ha sido tocar en el Homenaje a Simón Díaz que organizó la Alcaldía de Chacao cuando se cumplió un año de la muerte del Tío. Allí compartieron tarima con artistas como Soledad Bravo y, fuera de los bares que conforman el circuito habitual de los espectadores de bandas nacionales, han presentado su propio repertorio en salas como el Teatro de Petare y el Trasnocho Cultural, en el cierre del quinto año consecutivo de Noches de Guataca.

Como todas las bandas, La Pagana Trinidad rinde tributos. Pero esos homenajes los hacen con hibridaciones entre las ideas de los autores y su reinterpretación desde la música.  “La Avispa” es la unión de la melodía de “El Ratón” de Cheo Feliciano, con La fábula de la avispa ahogadade Aquiles Nazoa; “El señor Valery” es una especie de canción-narracuento, inspirada en la obra homónima del escritor portugués Gonçalo Tavares.  Incluso hay espacio para la protesta con “De donde vengo”, una canción irónica en la que denuncian que Caracas usa las pistolas como juguete y dicen: “Si supiera Alí Primera que aún hay techos de cartón”.

El concierto de La Pagana Trinidad en Noches de Guataca permitió que la agrupación hiciera uso de una sala con capacidad para 300 personas y se diera la oportunidad de tener por primera vez la idea de agregar elementos de producción a su propio show. Elaboraron unos visuales en los que se ven muy marcadas las influencias de géneros musicales e incluso artistas como Carmen Miranda, La Lupe, Willa Mae Ricker o Norma Miller, “La Reina del Swing”.

El canal de Youtube de la agrupación se estrenó con una trilogía de videos que grabaron en la azotea de un edificio y que titularon Cuando el trío suena:

“Nos pasamos por un montón de nombres y nos encanta remitirnos al saber popular y a los proverbios porque es una especie de guiño con lo nuestro. Lo que traemos lo decide la gente, pero lo interesante es que con ese concepto bautizamos la primera gira nacional de la que hicimos siete ciudades (Maracay, Caracas, Valencia, Puerto Ordaz, Maturín, Mérida y Margarita) que esperamos que siga el año que viene”

La new cool guaracha es un pretexto para acercar en tiempos donde la gente está desacostumbrada a bailar y a sonreír