Miguel Delgado Estévez y Valentina Quintero recorrerán Estados Unidos con sus Cuentos de camino

WhatsApp Image 2019-04-16 at 11.34.32 AM.jpeg

Los venezolanos Miguel Delgado Estévez y Valentina Quintero se alistan para visitar diversas ciudades de los Estados Unidos con su espectáculo Cuentos de camino, la adaptación en vivo del exitoso programa radial homónimo que este par conduce desde 2005, que en esta oportunidad llega de la mano con Guataca.

En este evento, que ya se ha presentado en diversos escenarios de Venezuela, Estados Unidos y Panamá, se tocan diferentes temas relacionados con la cultura venezolana: su gente, sus tradiciones, su geografía, su historia, sus personajes y demás.

No faltarán las muchas anécdotas de la vida personal del guitarrista y la periodista, quienes prometen robar carcajadas con su fino humor, haciendo del show una experiencia divertida, culta y amena.

La gira iniciará el 16 de mayo en la ciudad de Miami y recorrerá Orlando, Arizona, Philadelphia, Houston y Dallas, para finalizar el 26 de mayo en Atlanta.

Para conocer todos los detalles de los Cuentos de camino que Valentina Quintero y Miguel Delgado Estévez traen junto a Guataca, seguir nuestras cuentas en las redes sociales, @guatacaoficial en Twitter e Instagram y Guataca en Facebook, así como nuestro portal www.guatacanights.com.

El cuatro venezolano y el jazz: un romance del siglo XXI

Por: Gerardo Guarache Ocque

Comencemos por una trivia. Aparte de ser músicos nacidos en el siglo XX, ¿qué tienen en común el jazzista estadounidense Duke Ellington, el merenguero dominicano Juan Luis Guerra, el roquero británico Sting y el gaitero zuliano Rafael Rincón González? Que sus obras, las que un químico describiría como inmiscibles —que no se mezclan—, conviven armoniosamente en Stringwise, el álbum del cuatrista Jorge Glem y el pianista César Orozco.

Stringwise es un capítulo feliz de un romance del siglo XXI: el romance del cuatro venezolano y el jazz. El cumanés del C4 Trío y el cubano, viejos compañeros de ensayos y escenarios desde los tiempos de la joven Movida Acústica Urbana, se reencontraron en Nueva York y decidieron recrear en el estudio de grabación una dinámica que había probado su efectividad en directo. Cuatro y piano, piano y cuatro, nada más. Ni percusión ni bajo; mucho menos guitarras, cuerdas o vientos.

Portada del disco Stringwise

Portada del disco Stringwise

El viaje comienza con Take The A Train. Pero este tren no suena tanto al metro que inspiró a Billy Strayhorn camino a Harlem cuando escribió el arreglo para la orquesta de Duke Ellington en 1939. El de Glem y Orozco es uno de alta velocidad que sale de Manhattan hacia algún lugar indeterminado al sur de Nueva Orleans, con algo de gipsy jazz, algo burlesque, con guiños a Venezuela y a Cuba.

Lo mismo pasa con Englishman in New York de Sting, que comienza apegada al reggae del arreglo original y poco a poco se va desconectando, enrareciéndose entre el bebop y el Caribe. El interludio alucinante de swing que suena en el álbum Nothing Like the Sun (1987) del líder de The Police, donde grabó un solo memorable el saxofonista Branford Marsalis, le sirvió de excusa a Orozco y Glem para introducir un joropo jazzeado. Sí, un joropo jazzeado.

El cuatrista venezolano Jorge Glem. Fotografía de Andrés Marquina

El cuatrista venezolano Jorge Glem. Fotografía de Andrés Marquina

Así transcurre la obra, atando falsos leitmotiv de las melodías originales que son apenas coartadas para un discurso mestizo propio. “Si tú no bailas conmigo”, original de Juan Luis Guerra, va del merengue dominicano al ritmo sincopado —“frenaíto”— del merengue caraqueño. After The Love Has Gone, un hit de Earth Wind & Fire que escribió David Foster con otros dos autores, comienza como balada y de pronto, sutilmente, termina convertido en onda nueva. Otras, como Maracaibera, de Rafael Rincón González, y el folclórico Zumba que zumba van en dirección contraria: se llevan la materia prima desde Venezuela y se impregnan de jazz y otras especies; se visten distinto como la gente cuando sale de viaje. Por ejemplo, el Moliendo café de Stringwise, que sirve de epílogo, es más tropical. Es como si el Zambo Manuel hubiese superado una pena de amor,una tristeza, y ahora, mientras pasa el resto de la noche moliendo, se bebe un ron y le encuentra la gracia a su propio despecho.

El código del jazz funciona como un umbral que les permite viajar de ida y vuelta entre dos mundos. Sólo así puede resultar homogénea semejante ensalada de canciones a la que cada uno sumó una propia rescatada de sus sendos primeros álbumes: Orozco trajo Sueño perfecto, dedicada a su esposa, de su Son con Pajarillo (2007), y Glem desempolvó la apacible Lesbia, en honor a su señora madre, de Cuatro sentido (2005), el disco que editó por ser ganador del Festival La Siembra del Cuatro.

A todo lo anterior sumaron una rareza. Existe una canción del músico cubano Meme Solís que se llama Ese hastío. Es un bolero al que, por error, en un LP de Ray Barretto con Adalberto Santiago titulado Rican/Struction (1979) le pusieron Piensa en mí, como la popular composición de Agustín Lara. De esa, Glem y Orozco hacen una lectura taciturna con el cuatro sirviendo de percusión apoyando a un teclado Fender Rhodes. También, añadieron una composición recién horneada de Glem titulada Merengue Today, que estará incluida en otro formato en el álbum que C4 Trío está grabando —¡primicia!— con el salsero nicaragüense Luis Enrique.

Una extraña forma de comunicarse

El cuatro ha avanzado a ritmo vertiginoso en lo que va de siglo. De la escuela de los maestros que convirtieron al instrumento en más que un elemento de acompañamiento, digamos Freddy Reyna, Jacinto Pérez, Hernán Gamboa, Cheo Hurtado y otros, pasamos a la generación que entró por una puerta que abrió Rafael “Pollo” Brito. Como cuatrista, Brito fue un pionero en el aprovechamiento de las bondades rítmicas del cambur-pintón, que les enseñó a sus alumnos más ilustres, entre ellos los tres miembros de C4 Trío, incluido Glem, quizá el máximo representante de esta generación.

En tiempos recientes, la guitarrilla venezolana de cuatro cuerdas ha experimentado varias primeras veces. A comienzos de 2018, Pa’ Fuera, de Desorden Público y C4 Trío, se convirtió en el primer álbum basado en el instrumento nacional nominado a los Grammy anglosajones, los premios más publicitados de la industria musical, al menos en este hemisferio. En septiembre, Glem hizo un concierto a casa llena en el Colony Theatre de Miami con el saxofonista Paquito D’Rivera: primera vez que el cuatro juega un rol protagónico en un espectáculo en compañía de una figura de tal estatura en el latin jazz mundial. Y en noviembre, Miguel Siso, cuatrista guayanés que toca el primer cuatro triple de la historia, se convirtió en el primer venezolano en ganar el Latin Grammy en la categoría Mejor Álbum Instrumental.

El músico cubano César Orozco. Fotografía de Michael G. Stewart

El músico cubano César Orozco. Fotografía de Michael G. Stewart

Stringwise, una obra que se gestó entre el local Barbès de Brooklyn y la serie de recitales informales Guataca On The River, presentada por la plataforma de música venezolana a orillas del río Hudson durante 2018, suma otro hito a la lista: es el primer álbum grabado a dúo con cuatro venezolano y piano. Existen muchos de piano y guitarra, como las dos entregas de Spain de Michel Camilo y Tomatito y el Dúo de los brasileños César Camargo Mariano y Romero Lubambo. Pero de cuatro y piano, ninguno.

El formato supone un desafío extraordinario para los instrumentistas, pero Glem y Orozco tienen, no sólo la destreza para enfrentarlo, sino la posibilidad de entablar una conversación en varios dialectos. Se multiplican a tal punto que el dúo termina sonando como un trío o un cuarteto. El cuatrista no sólo hace de cuatrista; lo hace sonar como conga, como percusión de merengue o de bolero, como guitarra española y bandola. Al pianista, que generalmente aporta acordes con su mano izquierda, le corresponde hacer los bajos. Le toca poner ese ladrillo fundamental en la base de toda la estructura para que se sostenga.

Stringwise representa el reencuentro de dos amigos muy talentosos. Orozco recuerda que Glem lo impresionó desde la primera vez que lo vio tocar con Saúl Vera. Glem dice exactamente lo mismo de Orozco, un joven formado en la Escuela Nacional de Arte de La Habana, que había llegado a Venezuela en 1997 como violinista de la Orquesta de Carabobo y que luego comenzó a abrirse camino como pianista. Corría el año 2006 y se estaba gestando un movimiento de músicos venezolanos amantes de la raíz tradicional pero formados en academias y de una incurable melomanía. Nacía C4 Trío y también el proyecto de Orozco, Kamarata Jazz, en el que Glem fue cuatrista hasta que ambos emigraron a Estados Unidos, donde finalmente decidieron darle forma de álbum a su extraña forma de comunicarse.

El galardonado Miguel Siso recorrerá Estados Unidos con el Tour Identidad

+NdG-FECHAS-MARZO---Miguel-Siso+.jpg

Tras su triunfo en la más reciente edición de los Latin Grammy Awards, el cuatrista venezolano Miguel Siso llegará a Estados Unidos en marzo para presentar su Tour Identidad, en el que interpretará los temas de Identidad, el disco producido por Guataca que lo hizo merecedor del gramófono en su categoría Mejor Álbum Instrumental.

La gira por los escenarios de Guataca Nights, programación de conciertos auspiciados por Guataca en ciudades de 6 países, iniciará el 14 de marzo, en Nueva York, para luego dar paso a Atlanta (16 de marzo), Miami (21 de marzo) y Orlando (22 de marzo), finalizando en Houston (23 de marzo).

Actualmente, Siso es considerado uno de los ejecutantes más importantes del cuatro venezolano. El artista guayanés, egresado del antiguo Iudem (Instituto Universitario de Estudios Musicales, hoy Universidad de las Artes) de Caracas, forma parte de la nueva generación de intérpretes venezolanos, producto del Festival La Siembra del Cuatro, certamen en el que Siso salió victorioso en 2007.

Identidad, disco que Siso dedicó a Venezuela, comprende once temas de su autoría con mágicas melodías que realizan un recorrido por la cultura del país sudamericano. Con este original concepto musical, el intérprete es capaz de combinar lo tradicional con lo contemporáneo, mostrando así una nueva voz del cuatro, genuina, conceptual y universal.

Para seguirle el rastro a Miguel Siso durante su paso por Estados Unidos, visitar nuestras cuentas en las redes sociales, @guatacaoficial en Twitter e Instagram y Guataca en Facebook.

Guataca México inicia el año a ritmo de Onda Nueva

+NdG-MEX-FEB16---Que-Onda-Nueva+.jpg

Los sonidos del maestro Aldemaro Romero marcarán el inicio de la temporada 2019 de Guataca Nights México. Un grupo de músicos venezolanos residenciados en Ciudad de México traerán el espectáculo musical ¡Qué Onda Nueva!, el próximo 16 de febrero, a las 7:00pm, en la Alianza Francesa de Polanco.

En el evento se interpretarán las canciones del disco “La Onda Nueva en México”, que fue grabado por Romero en 1970. El propósito del concierto es apropiarse del cancionero popular chilango, a través del lenguaje musical venezolano de la onda nueva, importante movimiento musical de vanguardia.

Este género, desarrollado en 1968 por Romero, tiene como base el joropo venezolano, combinado con elementos de jazz y bossanova. Su golpe característico de batería fue desarrollado por el artista venezolano Frank Hernández.

El trabuco encargado de interpretar esta música en el escenario guataquero estará conformado por Marisela Lovera y José Alejandro Paredes (voces), Charles Arapé (bajo), Armando Lovera (batería) y César García Solis (piano y dirección musical). Juntos pasearán al público por la “Carretera” que atraviesa “El Catire” para llegar “De repente” a la “Quinta Anauco” y cantarle una “Malagueña” a “La Bikina”, entre otros temas.

La invitación es a disfrutar la primera edición del año de Guataca Nights México, con el concierto ¡Qué Onda Nueva!, a realizarse el próximo 16 de febrero, a las 7:00pm, en la Alianza Francesa de Polanco, ubicada en la Calle Sócrates #156 de la Ciudad de México. Entradas a la venta en Ticketopolis.com. Más información a través de nuestra cuenta en Instagram, @GuatacaCDMX, y el sitio web www.guatacanights.com.

En Buenos Aires habrá una Alta parranda navideña

Un sexteto de músicos venezolanos traerá la alegría de las fiestas decembrinas de su país en una Alta Parranda Navideña organizada por Guataca Nights Argentina. Un evento que iniciará a las 8:30pm del 23 de diciembre, en Origen Cowork.

La geografía nacional hecha canción estará representada por este conjunto de artistas venezolanos que junta a Mérida, Sucre, Bolívar y el Distrito Capital en una sola voz. La gaita zuliana, el tono con aguinaldo larense, la parranda central y el aguinaldo oriental serán algunos de los géneros por los que se paseará al público durante el evento.

En este sentido, los asistentes disfrutarán buena parte del repertorio navideño tradicional, música del folclor y de grandes compositores como Simón Díaz, Otilio Galíndez, Henry Martínez, Un Solo Pueblo, María Rodríguez, Betulio Medina y Ricardo Aguirre, entre otros.

La nueva generación de músicos venezolanos —ahora en otras latitudes— estará representada por Amanda Querales (voz), Denys Bonilla (violín), Fraimer Reyes (cuatro), Jesús E. Querales (bajo y percusión), Leowaldo Aldana (percusión) y Tomás Ruiz (guitarra y dirección).

La invitación es a disfrutar esta Alta Parranda Navideña, organizada por el equipo de Guataca Nights Buenos Aires, el próximo 23 de diciembre, a las 8:30pm, en Origen Cowork, ubicado en Aráoz, 1201 – Palermo CABA. Más información en nuestras cuentas en las redes sociales: @guatacabaires (Instagram), @guatacaoficial (Twitter), Guataca (Facebook) y el sitio web www.guatacanights.com

+NdG-BSAS-DIC23---PARRANDA+.jpg

Guataca lleva la alegría de la Navidad a distintas ciudades del mundo

La Navidad venezolana es única en el mundo. Lo describe Jerry de los Ríos en la canción Qué gran tradición: cuando el cuatro suena “en la plaza chica”, el “furro ronca” y el “tambor repica”, todos se reúnen para celebrar “al ritmo sabroso de los aguinaldos”. Son guatacas genuinas, que sirven de marco para encuentros familiares, y que se harán presentes en diversas ciudades del mundo que han acogido a Guataca.

En esta época en la que se conemora el nacimiento del Niño Jesús, el equipo celebra también otro alumbramiento: el de Guataca México, que será el 29 de noviembre, con una Parranda Chilanga dirigida por el saxofonista de Desorden Público, Héctor Hernández. Dos días después, 1 de diciembre, Huáscar Barradas llegará con sus Hallacas con Flauta al escenario de Guataca Nights Houston.

Luego será el turno de Nueva York donde se escucharán Aguinaldos, Parrandas y Gaitas, evento que tendrá lugar el 6 de diciembre, con el cuatrista Jorge Glem, el percusionista Diego “El Negro” Álvarez y la cantante Betsayda Machado, quienes seguirán la fiesta el 8 de diciembre en la ciudad de Miami. En ese show también actuarán Astrid Celeste, Mariaca Semprún, Héctor Molina y Rodner Padilla.

La celebración continuará el 14 de diciembre cuando un grupo de músicos venezolanos realizará una Guataca Navideña Entre Panas, en Orlando. Al día siguiente, 15 de diciembre, la fiesta regresará a Houston, pero con Rafael “El Pollo” Brito y su espectáculo Gaitero. Y es lo que dará pie al parrandón que se armará en la Ciudad de Panamá, el 16 de diciembre.

Caracas, la cuna del movimiento guataquero, hará lo propio con el maestro Aquiles Báez y sus amigos, el 18 de diciembre, en un emotivo concierto con diversos invitados especiales. El 22 de diciembre la fiesta se trasladará a la Península Ibérica, para celebrar un Parrandón Navideño en Madrid; que dará pie a otra fiesta decembrina en Buenos Aires, a celebrarse el 23 de diciembre.

Así, con aguinaldos, parrandas y gaitas, esta plataforma sigue promoviendo la cultura venezolana en distintos países del mundo, posicionando la música nacional en esferas antes inexploradas. Para conocer los detalles de cada uno de los eventos, seguir las cuentas en las redes sociales @guatacaoficial (Twitter e Instagram), Guataca Oficial en Facebook y el portal web www.guatacanights.com

PARRANDAS-GUATACA-2018-02.jpg

Las Guataca Nights llegan a tierras chilangas

La familia Guataca sigue creciendo. Actualmente se está gestando la primera edición de Guataca Nights México, y qué mejor manera de hacerlo que con parrandas y aguinaldos. La hermosa tradición de la Navidad venezolana marcará el inicio de esta nueva etapa, en un espectáculo que se realizará el próximo 29 de noviembre, a las 8:00pm, en la Alianza Francesa de Polanco de la Ciudad de México, gracias al esfuerzo conjunto de Guataca y la Asociación de Empresarios Venezolanos en México.

En honor a ese amor fraternal y la espontaneidad que abunda en la época decembrina, varios músicos radicados en la capital mexicana, oriundos de distintas regiones venezolanas, han decidido encontrarse en esta Parranda chilanga, como se le ha bautizado cariñosamente, bajo la dirección del reconocido artista sonoro venezolano Héctor Hernández, integrante de la agrupación QuintilloEns y Desorden Público.

Además de la dirección musical, Hernández tocará el saxofón y estará acompañado por Víctor Morles en el piano, Néstor Paredes (percusión), Armando Lovera (percusión), José Alejandro Paredes (voz y guitarra), Noel Pérez (voz), Daniel García (cuatro) y Fanner Márquez (bajo). Juntos engalanarán la noche con parrandas centrales y orientales, aguinaldos, gaitas zulianas y gaitas margariteñas.

Para unirse a esta gran fiesta navideña y disfrutar la primera edición de Guataca Nights México, asistir el próximo 29 de noviembre, a las 8:00pm, a la Alianza Francesa de Polanco, ubicada en la Calle Sócrates #156 de la Ciudad de México. Las entradas están a la venta en www.ticketopolis.com.

+NdG-MEX-NOV29---Parranda-Chilanga+.jpg