PARA TODOS: CHICO BUARQUE; POR AQUILES BÁEZ

Artículo publicado por el sitio web Prodavinci el 13 de abril de 2017, firmado por Aquiles Báez

Hay quienes marcan el paso de un tiempo gracias a su obra y por ella se convierten en referentes obligados de nuestra cotidianidad. Chico Buarque, a través de su poesía y de su música, ha marcado una huella inmensa, ha gestado una  travesía de melodías y de palabras que se han hecho presentes en la vida de un país que respira música: Brasil.

Francisco Buarque de Holanda, Chico, como le dicen los brasileros, es un “Carioca da Gema”. Nacido en Rio de Janeiro, en su música resuena su corazón carioca, corazón que lo hace ser uno de los iconos contemporáneos de lo que han denominado MPB (Música Popular Brasilera). Elegante, de ojos claros, lleno de metáforas y de frases elocuentes, hablar de Chico es hablar de la identidad tropical y a su vez hablar de temas universales. Él es, sin duda alguna, uno de los grandes de la música y la palabra en Latinoamérica al nivel de Serrat, Juan Luis Guerra o Rubén Blades. Personalmente siento una gran admiración por él. Si tuviera la posibilidad de postular a alguien para el premio Nobel de literatura, sin duda alguna él sería mi candidato. Chico es un creador de una obra inmensa, casi infinita, como alguna vez me comentó mi amigo y percusionista de música brasilera, Pedro Isea.

Nacido en una casa de intelectuales, la madre de Chico, María Amelia, erapianista de gran sensibilidad artística. Su padre, Sergio Buarque de Holanda fue un intelectual de gran prestigio, escritor de uno de los libros más importantes de la antropología brasilera: Raíces de Brasil. Chico se crió hablando fluidamente varios idiomas y leyendo a los clásicos en la biblioteca de su padre, además  cantando a voces con sus seis hermanos en reuniones familiares, donde eventualmente aparecían personajes como el poeta Vinicius de Moraes u Oscar Niemayer, el arquitecto de Brasilia.

Tres de sus hermanas son conocidas cantantes. Miucha es una cantora referencial de los sesenta y setenta, llegó a grabar con Tom Jobim, Stan Getz, Vinicius de Moraes y Toquinho, además de haber estado casada con Joao Gilberto y ser la madre de Bebel Gilberto. Cristina es una reconocida intérprete de sambas, con alto contenido popular. Su otra hermana, Ana de Holanda, es también una destacada compositora y cantante, además de gestora cultural, y entre otras cosas fue ministro de cultura del Brasil. Su ex-esposa  es la reconocida actriz Marieta Severo, con quien tuvo tres hijas: Luisa, Silvia y Helena. Silvia siguió los pasos de su madre y es una talentosa actriz de cine, teatro y televisión a quien más de uno de seguramente vio en las novelas brasileñas como: Xica, Doña Beija o América. Luisa es doctora en filosofía, graduada en la Sorbona de Paris. Luego está Helena, quien estuvo casada con Carlinhos Brown, uno de los más importantes artistas baianos contemporáneos. Varios de sus nietos han seguido el camino artístico, lo mismo que algunos de sus sobrinos.

Chico hubiera podido dedicarse al “futebol” como lo llaman los brasileros, debido a que es un gran jugador y amante de ese deporte. Como dato curioso, a pesar de tener más de setenta años, entre sus requerimientos técnicos exige que le consigan un equipo de fútbol para que juegue en contra de un equipo conformado porsus músicos y técnicos. Además es un gran promotor del ejercicio físico, de hecho es bastante frecuente verlo trotando en las arenas de las playas de Leblon en Rio de Janeiro.

Cuando habla de sus influencias, él mismo se considera una consecuencia de la música popular Brasilera. Siempre menciona que lo marcaron tres de sus ídolos: Tom Jobim, Vinicius de Moraes y Joao Gilberto, con quienes después trabajaría y serían sus compañeros. En una entrevista a Tom Jobim le preguntaron qué le parecía la obra de Chico, a lo que respondió: sencillamente genial. Chico viene de un espacio diferente al de los creadores marcados por el rock y el pop. Él es un paso en la historia de un país musical que tiene como referentes a Cartola, Nelson Cavaquinho, Dorival Caymi, Jacob do bandolín, Jackson du pandeiro, Luiz Gonzaga, entre tantos otros, además de la influencia armónica y melódica que dejó el bossanova.

Chico pertenece a una generación musical que marcó un cambio en la era post bossanova y que ha dejado huella en la historia musical brasilera. Cantantes y autores como Gal Costa, María Bethania, Edú Lobo, Mpb4, Gilberto Gil, Toquinho, Joao Bosco, Iván Lins y músicos como Egberto Gismonti, Hermeto Pascual, Paulinho da Viola, entre tantos otros, han marcado un espacio junto con Chico, creando una nueva música hecha con identidad, contemporaneidad y riesgo artístico. Es increíble además como todos ellos se mantienen activos.

Esta fue una generación artística que se opuso al régimen dictatorial de su país. Chico estuvo exiliado en Roma durante la dictadura militar y sus canciones fueron prohibidas en Brasil. Sin embargo, con una muestra de un humor muy sofisticado,  burló la censura creando un seudónimo llamado Julinho da Adelaide. Chico creó este personaje ficticio y popular al que incluso le hicieron entrevistas. A través de Julinho aprovechó para criticar la forma como eran tratados los artistas brasileros por parte de los sellos disqueros, hablando constantemente de su supuesto abogado llamado Leonel porque los contratos que proponía eran  “leoninos”.

Chico ha compuesto desde diferentes ángulos, desde la sensualidad tropical a la convulsión cotidiana, desde la construcción a lo femenino, desde la identidad al presente. Entre otras cosas maneja muy bien el alma femenina. Él ha comentado que al componer temas para obras de teatro y películas donde los personajes son femeninos, ha tenido que hurgar en esa feminidad, y desde ese espacio crear temas tan delicados como  Teresinha,  Atrás da porta, Gota D’Agua u O Meu Amor.

Es muy interesante escucharlo hablar de sus “parcerías”. Esta es una fórmula impulsada por otro grande de la música del Brasil: Vinicius de Moraes. Consiste en componer en conjunto con otro músico u otro poeta. Las parcerías se hicieron muy populares en Brasil a partir de Vinicius.  Chico ha tenido como “parceiros” a varios de los grandes del Brasil como lo son el mismo Vinicius, Tom Jobim, Djavan, Edú Lobo, Francis Hime, Iván Lins, Zé Miguel Wisnik, Cristovao Bastos, Caetano Veloso, Gilberto Gil, entre muchos otros. De estas “parcerías” han quedado para la historia temas tan maravillosos como Retrato em Branco e Preto, Beatriz, Eu te Amo, Anhos Dourados, Choro Bandido, Todo O Sentimento, etc.

Chico ha compuesto temas que de seguro le han cambiado la vida a más de uno. Una de sus piezas icónicas es Construção, ejemplo de la injusticia social y de la cotidianidad urbana, en donde hábilmente utiliza el recurso de rimar versos con palabras esdrújulas.

Atrás da Porta es un tema que compuso para la sensacional Elis Regina y es la una historia de un desgarro amoroso. Comparto este tema interpretado por la misma Elis.

También en plena dictadura compuso A pesar de voce, donde una parte del coro dice:

“A pesar de usted, el mañana ha de ser otro día
daría tanto por ver el jardín florecer como usted no quería…”

Chico fue muy audaz haciendo una crítica a la iglesia católica y su posición en la dictadura componiendo la canción Cálice en conjunto con Gilberto Gil. Este tema, que fue censurado, tiene un juego fonético. Cáliz en portugués es Cálice y se pronuncia igual que Cállese:

“Padre, aparta de mí este cáliz
Aparta de mí este cáliz
De vino tinto de sangre…”

Es interesante como Chico trata los diferentes tipos de amor con nombres de mujer a través de composiciones como Carolina, Bárbara, Beatriz, Cecilia, o como recrea la venganza femenina en Olhos nos Olhos, que comparto en este video interpretado por María Bethania:

 “Cuántos hombres me amarán
bien, más y mejor que tú…’

Chico demuestra su gran sentido del humor en Deixa Menina (deja a esa negra bailar en paz), tema que hiciera famoso en español la gran Soledad Bravo. También demuestra una gran habilidad literaria con las increíbles críticas entre líneas de Oh que Será, que fue el tema musical de la película Doña Flor y sus dos maridos, que hiciera popular en Latinoamérica Willie Colon. De un humor irreverente, Chico compuso Jorge Maravilha a través de su alter ego Julinho, y esta pieza se convirtió en una leyenda urbana. Supuestamente, la hija del dictador Geisel se había declarado abiertamente fan de Chico, y a través de su canto le dice al dictador brasilero:

“Tú no gustas de mi,
pero a tu hija le gusto…”

Cuando comenzó a sonar la canción, quizás evitando una mayor represión, o burlando aún más la censura, Chico dijo que esta composición se la dedicó a uno de los policías que después de descalificarlo, maltratarlo y arrestarlo, mientras estaba en la patrulla camino a la comisaria, le pedía un autógrafo para su hija.

A sus 73 años se mantiene polémico, crítico y fiel a la cultura brasilera. Se auto define sin otra etiqueta que la de ser un artista brasilero. A pesar de su edad,  se sigue considerando “chico” porque entre otras cosas hace todo lo que le gusta, todo es como un juego; por eso, un creador según él, tiene que tener la capacidad de reinventarse. Por otra parte, es muy crítico con los artistas que buscan solamente la fama efímera y vacía cuando afirma que el artista no puede conformarse con ser solamente una valla publicitaria, tiene que ser un protagonista de su tiempo.

Como creador ha realizado más de cuarenta discos con varios cientos de canciones, y es impresionante como todas ellas tienen alma propia. Además ha escrito guiones de películas, obras de teatro, y tiene en su haber nueve novelas. Chico es un constructor de esperanza, un gran pensador, melodista y poeta. Como dijeran en un artículo en El País de España: “Solo hay algo más difícil que encontrar a un hombre que hable mal en Brasil de Chico Buarque y es encontrar a una mujer que no esté enamorada de él”. Es difícil conseguir en esta época un ejemplo a seguir con la fuerza que su obra representa. Es uno de los grandes de la canción en Latinoamérica, él es para todos: Chico Buarque.

Comparto con ustedes algunos links de su música que sencillamente es trascendente y que estará en la historia de nuestro tiempo.

Para Todos

Vai Pasar

Homenagen ao Malandro

Fado Tropical

O Meu Amor

 

 

Artículo publicado por el sitio Prodavinci