La flautista y activista Ana Paola Rincones editó su segundo álbum



ana-paola-rincones-notas-a-paola.png

La flautista Ana Paola Rincones, ex integrante de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, estrena en plataformas digitales el álbum Notas a Paola, segundo de su carrera, en el que explora desde su instrumento nuevos caminos de la música de raíz venezolana.

“En este disco, además de música, hay respeto, trabajo en equipo, valor y amor”, compartió la artista en su Instagram. El álbum, producido por Yonathan “Morocho” Gavidia, gran percusionista y experto en ritmos afrovenezolanos, contiene 10 piezas, algunas inéditas, de autores como Aquiles Báez, Pablo Camacaro, Jorge Torres, Edward Ramírez, Gustavo Figarella, Marco Granados y Rafa Pino.

El gran ensamble Raíces de Venezuela participó en la grabación. También colaboraron instrumentistas como Miguel Siso y Pablo Camacaro (cuatro); Gustavo Márquez (bajo), en un performance que se publica de manera póstuma; así como Edward Ramírez (cuatro y guitarra), Gerald “Chipi” Chacón (trompeta), Raimundo Pineda (flauta), José “Tipo” Núñez (batería), Orlando Moret, Jesús David Medina y Jorge Torres (mandolina), Leoncio Ontiveros y Aquiles Báez (guitarra), Héctor Valero (contrabajo), Jhoabeat (beatbox), Juan Ernesto Laya (maracas); Rafa Pino (maracas tuyeras y voz), Raúl Salmerón (maracas orientales), Abelardo Bolaño, Ricardo “Pelón” Aguirre y el propio “Morocho” Gavidia (percusión).

Ana Paola Rincones fue flautista y piccolista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar durante 12 años. Como maestra, estuvo durante 10 años formando músicos de toda Venezuela. Impulsada por su amor por los sonidos de su isla natal, Margarita, y sus raíces de la Guajira colombiana, así como por su deseo de ayudar a los niños desatendidos, se convirtió en activista. Su primera producción, Elegante Guajira Vol. 1 (2016), que rindió tributo a sus raíces colombianas, recibió el Premio Pepsi Music como Mejor Disco Clásico.

Actualmente vive en Los Ángeles, Estados Unidos, donde participa en varios proyectos de música clásica, experimental y moderna. Trabaja activamente en la educación musical y enseña flauta a alumnos de todas las edades para tres instituciones que combinan el arte y la labor social: A Place Called Home, Santa Monica Youth Orchestra y Pluralistic School One. Es directora de programa y directora financiera de Global Arts, un programa gratuito y de bajo costo que ofrece clases de música a niños desatendidos, fomenta el desarrollo profesional continuo para educadores y genera recursos para la comunidad de Pico Union en California.