Nella Rojas

C4 Trío, Nella, Chipi Chacón: la música venezolana presente en los Latin Grammys

C4 Trío y Luis Enrique en concierto en Guataca Nights Houston (2019). Foto: Archivo Guataca

C4 Trío y Luis Enrique en concierto en Guataca Nights Houston (2019). Foto: Archivo Guataca

La música guataquera está de fiesta: varios artistas de nuestra familia musical fueron nominados a la próxima entrega del Latin Grammy, el más importante galardón de la industria musical latinomericana, cuya ceremonia será en Las Vegas el próximo 14 de noviembre.

C4 Trío, que en 2014 ganó el Grammy Latino a la Mejor Ingeniería de Grabación por el disco De repente —grabado con el Pollo Brito— y que ya había estado nominado en 2013, vuelve a la ceremonia de este año, pero en la lista dedicada a Mejor Álbum Folklórico por Tiempo al tiempo, proyecto concebido junto al salsero nicaragüense Luis Enrique. El bajista del grupo y co-productor del álbum, Rodner Padilla,  también obtuvo una mención aparte en la categoría de Mejor Arreglo, por el tema Sirena. En ese renglón destacan el venezolano Otmaro Ruiz, por su trabajo en la canción Red Wall (va a caer) de Branly, Ruiz & Haslip; y el cubano —de corazón venezolano— César Orozco por Imprevisto de Raíces Jazz Orchestra, Pablo Gil & Tony Succar.

Sobre el reconocimiento, Héctor Molina, integrante de C4, dijo a través de su Instagram: “Nos llena de muchísimo orgullo y emoción. Es un disco que se ha hecho con muchísimo cariño y esfuerzo y con la ayuda de gente maravillosa que con la mejor intención han hecho que este disco suene como suene”.

El cuarteto y el salsero se pelean el gramófono con la peruana Eva Ayllon, las agrupaciones colombianas Canalón de Timbiquí y Cimarrón y el músico español Luis Cobos con la Royal Philharmonic Orchestra y el Mariachi Juvenil Tecalitlán.

El talento nacional dijo presente por partida doble en la categoría Mejor Nuevo Artista, con la presencia de la cantante margariteña Nella Rojas y el trompetista tachirense Gerald “Chipi” Chacón, quienes en el último año se lanzaron al ruedo como solistas con sus álbumes, Voy y Transparente, respectivamente. Los venezolanos comparten la categoría con Aitana, Burning Caravan, Cami, Fer Casillas, Elsa y Elmar, Greeicy, Juan Ingaramo y Paulo Londra.

La noticia le llegó a Nella a pocos días del inicio de su tour por Estados Unidos, con el que recorrerá más de 20 ciudades entre octubre y noviembre.

“¡Que regalo de cumpleaños tan increíble!”, escribió Chacón, quien estuvo recientemente en el escenario de Guataca Nights Madrid, en su Instagram. “Agradecido con los Latin Grammys por tomar en cuenta mi música. Esta nominación es completamente para Venezuela”.

Más de una decena de bandas o artistas venezolanos destacaron. En Mejor Canción Alternativa, están Los Amigos Invisibles y su tema Tócamela. El cantautor Ricardo Montaner, con su disco Montaner, compite en dos categorías: Mejor Álbum vocal Pop Contemporáneo y Mejor Ingeniería de Sonido. Luigi y Santiago Castillo, Sanluis —ex integrantes de Voz Veis— están postulados a Mejor Canción Pop por Buena para nada, una pieza en la que colaboraron con la cantautora colombiana Paula Arenas, y que forma parte del disco Visceral, nominado como Álbum del año.

La banda Arawato, que formaron Rodrigo Goncalves (Viniloversus), Luis Jiménez (Los Mesoneros) y el productor Carlos Imperatori, fue reconocida en dos categorías: Mejor Álbum de Rock y Mejor Canción de Rock. Las payasitas Nifú Nifá fueron postuladas a Mejor Álbum Infantil. El disco Todo pasa, de Juan Delgado, donde toca el cuatrista guataquero Henry Linares, entró en la lista de Mejor álbum cristiano, al igual que el de Gabriela Soto y su big band, mientras que Quintero's Salsa Project —proyecto que dirigen los venezolanos Luisito y Roberto Quintero— se ganó una nominación a Mejor Álbum de Salsa por su disco Nuestro hogar.

Nella realizará una gira por más de 20 ciudades de Estados Unidos

Foto: Archivo Guataca

Foto: Archivo Guataca

La margariteña Nella Rojas recorrerá Estados Unidos con su tour Voy, que la llevará por una veintena de ciudades en octubre y noviembre, entre ellas Los Ángeles, Houston, San Francisco, Chicago y Nueva York, donde reside actualmente y donde protagonizó una edición memorable de Guataca Nights.

Voy, álbum compuesto por canciones del español Javier Limón, es el primero de la artista egresada de Berklee College of Music. La obra, que incluyó duetos con artistas que admira como Ilan Chester y Jorge Glem, fue lanzada en mayo de este año a 10.000 pies de altura en un vuelo entre Madrid y Lisboa.

Me llaman Nella, el primer sencillo del proyecto, compite actualmente en los Premios Pepsi Music en las categorías de Video Femenino y Video Música del Mundo. La intérprete, que acaba de ser invitada al escenario por Alejandro Sanz en un concierto en el American Airlines Arena de Miami, también está nominada como Artista Femenina y Revelación del Año a los galardones que llevan el apellido de la marca de gaseosas.

Nella, quien también ha cantado en las Guataca Nights de Miami y Panamá, popularizó en 2017 una versión a capella de La Negra Atilia, el merengue de Pablo Camacaro y Henry Martínez. Desde entonces comenzaron a generarse hitos en su carrera. En 2018 fue invitada a participar como cantante y actriz junto a Javier Bardem, Ricardo Darín y Penélope Cruz en Todos lo saben, la película del director iraní ganador del Óscar Asghar Farhadi. Ese año su voz se escuchó en el Festival de Cannes.

La venezolana ha cantado con grandes artistas como Sanz, Jennifer López, Carlos Vives, Luis Enrique, Susana Baca, Los Amigos Invisibles, Aquiles Báez y Guaco.

nella-tour.jpg

Voy: un viaje en la voz de Nella

Por Gerardo Guarache Ocque 

Viernes 31 de mayo de 2019. 8:45 am, hora de España. Los pasajeros se abrochan los cinturones para volar de Madrid a Lisboa en un Airbus de Iberia, que celebra 80 años de una ruta que significó el primer vuelo internacional en la historia de la aerolínea. En los asientos, cada quien encuentra un ejemplar de Voy, el álbum debut de Nella Rojas, la margariteña de la voz quebrada que más tarde, a 10 mil pies de altura, sorprenderá a todos porque cantará en directo allí, en un pasillo de avión convertido en escenario, acompañada por Javier Limón, su productor, autor de las canciones y cómplice de aventuras.

Voy es un viaje. Un viaje del Caribe a la península ibérica y de regreso. Algunas canciones están más cerca del trópico, de las costas venezolanas, de su Margarita del alma o hasta de Cuba. Otras parecieran aproximarse a las costas andaluzas, esas que por más de siete centurias fueron de dominio árabe. Voy es una obra dulce y melancólica. Un álbum que deja la sensación de una caricia, que respira la nostalgia del pescador cuando admira esa línea fina en la que se juntan el cielo y el mar y, además, deja en la boca el sabor del agua salada después de un día de playa. 

La más antigua de las canciones es Fin de fiesta, una copla que acercó a Marianella Rojas a Javier Limón cuando ella era estudiante en el Berklee College of Music de Boston, donde el productor español es catedrático, y que encajó en el concepto que estuvieron construyeron durante dos años para este nuevo trabajo.

De resto, todas las canciones las escribió el andaluz pensando en la voz de Nella, estudiándola, incluso procurando verbalizar sus pensamientos. Vía whatsapp, durante más de un año, le estuvo enviando fragmentos de letras y melodías para que la intérprete se las apropiara y participara del proceso creativo. El primer resultado le sirvió de tarjeta de presentación: Me llaman Nella fue el primer sencillo publicado hace más de un año. Recientemente, lanzaron la que da título al álbum, Voy, una pieza que ejemplifica la fusión musical, casi indivisible, que lleva elementos flamencos, son y espíritu caribeño, una pizca de jazz y un sutil barniz pop.    

nella-voy.jpg

Venezuela está muy presente en Te dirán. Con ella, Nella cumplió uno de sus sueños de siempre: invitó para un dueto al cantautor Ilan Chester, que le envió su parte desde La India. También destaca el cuatro del cumanés Jorge Glem. Es una pieza entrañable, melódicamente curiosa, sobre un amor imborrable: escribo tu nombre cada día en la arena/ el agua viene y va/ pero tu nombre se queda. Cada vez que Nella la oye, le brotan las lágrimas de la emoción.

Volver a mi tierra es otro de los abrebocas ya conocidos. Un tema que expresa el anhelo de la intérprete y de millones de venezolanos que han dejado su casa en medio de una profunda crisis económica, social y política. En un videoclip, personalidades de la actuación como Ana María Simon, Mariaca Semprún, Prakriti Maduro, Jean Paul Leroux y Pastor Oviedo, la Miss Universo Dayana Mendoza, sus colegas de la música Ana Carmela Ramírez, Linda Briceño y muchos más, le cantaron desde el extranjero junto a ella, con amor y dolor, a Venezuela.

Una y otra vez, en la que colaboró la modelo y cantante sevillana Alba Molina, es una de las piezas más logradas del álbum. Posa sublimes melodías sobre un groove moderno. Su contenido es sufrido —es una ruptura, un despecho, los buenos recuerdos que queman— pero todo se hace llevadero gracias a armonías delicadas y un beat que incluso llama al baile, aunque no tanto como Por verte otra vez, la más caribeña, la única con arreglos de metales y solos de trompeta.

nella-voy3.jpg

Pero hoy es un cambio de velocidad. Una copla de añoranza por tiempos que pasaron. Quizá de la infancia, quizá de un viejo amor o de un ser querido que se fue. Quizá del país que quedó atrás pero persiste en la memoria del exiliado: Pero hoy, ahora, en este preciso instante, sólo pienso en ti si canto, dice el coro. Son canciones que, realzadas por la voz de la margariteña, se meten bajo la piel, castigan y alivian a la vez, como Tantas y tantas cosas o Ángel caído, otras dos del repertorio.

La gran rareza entre las 13 canciones que componen el álbum es 1000 miles, no sólo por ser la única en inglés o por ser la única que no escribió Limón: esa pieza la creó David Trueba, escritor y cineasta, hermano de Fernando Trueba, conocido por Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013), la película basada en la visita que hizo John Lennon a Almería, España, siendo un beatle en 1966, en rol de actor.

A un lado, fuera del disco y en la banda sonora de la película Todos lo saben del iraní Asghar Farhadi, quedaron otras joyas que Nella Rojas grabó en este primer capítulo de su carrera profesional. Es notable la evolución de la artista, egresada de Berklee, que hizo viral una versión a capella de La Negra Atilia de Pablo Camacaro y Henry Martínez. Ahora, en medio de una curva hacia la madurez, le espera una larga gira por España y Estados Unidos para presentar su álbum debut con el sello Casa Limón. Una gran promesa artística acaba de despegar. Y cuando ella dice Voy, todos quieren ir con ella.

Nella Rojas estrena su disco Voy con la aerolínea Iberia

nella-rojas-iberia.jpeg

Este viernes la cantante venezolana Nella Rojas ofreció un concierto en el interior de un vuelo de Iberia entre Madrid y Lisboa, con el que presentó su primer disco de estudio Voy, acompañada por el guitarrista, productor y compositor español Javier Limón.

“Nunca pensé que podría presentar mi primer álbum en el aire, es algo muy bonito. Es increíble, algo que no me va a volver a pasar en la vida”, expresó la artista en una entrevista con la agencia de noticias Efe.

La aerolínea escogió a la artista margariteña como imagen de su proyecto Talento a bordo, una iniciativa con la que la empresa apoya y promueve la cultura española en los casi cincuenta países a los que viaja.

Volando, el sencillo que Nella Rojas y Javier Limón publicaron en diciembre de 2018, se ha convertido en el himno de la compañía ibérica. Actualmente, la cantante y la empresa están en la fase de rodaje del documental Volando Tour, con el que visitarán varias ciudades en las que Iberia está presente, como Boston, Ciudad de México, La Habana, Nueva York y Madrid, entre otras, y que incluirá a artistas locales de cada destino.

Guataca Nights NY: La isla en canto de Nella Rojas

Guataca Nights NY: La isla en canto de Nella Rojas

La armonía es un elemento estético que aceptamos e inclusive, intuimos antes de entender. Sentimos que algo percibido es armónico, porque ocurre ante nosotros sin disonancias, sin alteraciones o desajustes. En el sonido, la armonía se suele parecer a algo correctamente orquestado y, para el público, algo que incuestionablemente es como debe ser.